Susana Grynberg, militante, estudiante del Centro Atómico de Bariloche, desaparecida durante el terrorismo de Estado

En Bariloche cada 24 de marzo se repintan, en el Centro Cívico, los pañuelos de las madres y abuelas de Plaza de Mayo junto al nombre de alguna persona desaparecida o asesinada durante el terrorismo de Estado en Argentina.

El suelo, de la ya conocida Plaza de los Pañuelos, en la que se levanta un monumento a Julio A. Roca mirando al Nahuel Huapi, recuerda un nombre y una historia.

María Teresa Causa pinta, entre otros, el pañuelo de Susana Grynberg, su compañera de estudio y de militancia en los años 70.

Justicia por Susana

Este lunes 29 de abril comenzó en Buenos Aires un nuevo juicio contra delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. Abuelas de Plaza de Mayo es querellante en la causa Campo de Mayo, en la que hay 8 imputados por 46 víctimas, entre ellas 14 embarazadas, una de las cuales es Susana Grynberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *